Microbiota

Estudio del desbalance de la microbiota vaginal
y del estado inmunológico de las mucosas

Microbiota consiste en una única prueba capaz de estudiar marcadores de aumento de permeabilidad intestinal, disfuncionalidad de macrófagos y respuesta a disbiosis mediante un hisopado vaginal. Esta prueba ha sido diseñada para pacientes con síntomas de inflamación intestinal, vaginitis o micosis recurrentes. Es una prueba no invasiva.

¿Qué es la microbiota?
¿Cómo puede afectar al sistema inmunológico?

Se denomina microbiota al ecosistema de microorganismos que existen dentro y sobre el cuerpo humano y a los factores producidos por ellos o en respuesta a ellos.

Estos factores afectan y controlan la funcionalidad del intestino, piel, cavidad oral y vaginal, y constituyen un beneficio para el huesped ya que colaboran con la digestión de nutrientes, producción de vitaminas y protección frente a agentes patógenos. Cambios en la composición de la microbiota están asociados a enfermedades autoinmunes que se pueden generar hasta 10 años antes de cualquier síntoma específico. La infertilidad es considerada una primera manifestación subclínica en pacientes con síndromes metabólicos, vaginosis y candidiasis recurrentes.

Considerando que los métodos basados en el cultivo permiten en condiciones de laboratorio el crecimiento de menos del 1% de la totalidad de las colonias microbianas, se han desarrollado técnicas moleculares que analizan moléculas de ARN que se utilizan como marcadores de la regulación del sistema inmune frente a desbalances de la microbiota.

Disfuncionalidad inmunológica de mucosas asociada a desbalance de microbiota

¿Cuál es el beneficio de estudiar la relación entre el sistema inmune y la microbiota?

El endometrio es la mucosa que recubre internamente el útero y donde se produce la implantación y futura formación de la placenta. Como toda mucosa, tiene una función inmunológica especial, pero en particular el endometrio es el único tejido humano que regula la formación de vasos sanguíneos, una vez al mes durante toda la vida fértil de una mujer. Esa plasticidad le confiere la capacidad de seleccionar el momento adecuado para permitir el inicio del embarazo, regulando su funcionalidad. Frente a un desbalance inflamatorio ya diagnosticado o aun subclínico, los macrófagos y linfocitos (NK) del endometrio responden de dos posibles maneras: siendo suficiente su respuesta para permitir la implantación, pero insuficiente para formar una placenta
adecuada (abortos espontáneos), o bien con una respuesta insuficiente para lograr la implantación.

En particular el tipo de macrófagos que va a predominar será determinado por la biodiversidad de la microbiota, quienes a su
vez modulan la funcionalidad e integridad de la mucosa. En la mayoría de los casos, desequilibrios de la microbiota intestinal están asociados a disfuncionalidad endometrial, ya que los mediadores entre macrófagos y microbiota son moléculas circulantes que comunican a todo el sistema inmune.

¿Quienes se benefician con microbiota?

– Pacientes estériles con diagnóstico de enfermedades inflamatorias crónicas (autoinmunes, metabólicas, ovario poliquístico, endometriosis).
– Pacientes con esterilidad sin causa aparente y o fallas de implantación.
– Pacientes con abortos a repetición sin causa aparente o con síndrome Antifosfolipídico.
– Pacientes con alteraciones en la perfusión uterina.
– Pacientes que ya han estudiado la receptividad endometrial sin éxito terapéutico.
– Pacientes con esterilidad y síntomas de colon irritable, vaginosis, candidiasis a repetición, hipovitaminosis crónicas y/o anémias.

Orientación gratuita de resultados

Nuestro asesor en genética lo ayudará a interpretar los resultados de la prueba, sin costo adicional.

Preparación: Ninguna